lunes, 13 de febrero de 2017

Directos al Corazón: Caperucita en Manhattan de Carmen Martín Gaite.

Cuando Carmen Forjan propuso dentro del grupo tarro-libro 2017 para nuestro particular San Valentín la iniciativa " Directos al corazón" y nos pidió que eligiéramos y recomendáramos un libro que nos hubiera impactado, emocionado, enternecido, impresionado, conmovido o turbado y dijéramos el/los motivo/s, no os voy a mentir, no pensé directamente en este, sino en otros de más reciente lectura, pero  ya los tenía reseñados en el blog y no me quería repetir, así que volví la vista atrás  y enseguida recordé a una de mis escritoras favoritas de la que es cierto que no leo ni reseño nada desde hace tiempo, y no solo me dio rabia, sino vergüenza porque, aún me quedan novelas suyas por leer, y la tengo un poquito apartada, así que como una especie de reivindicación, traigo dentro de esta "amorosa" iniciativa


Caperucita en Manhattan de Carmen Martín Gaíte.
             Editorial: Circulo de Lectores S.A. Fecha de publicación: 1990.  190 pág.

La  autora: Carmen Martín Gaite. Nació en 1925 en Salamanca. Se licenció en Filosofía y Letras y en 1949, marchó a Madrid para realizar su tesis doctoral, Allí conoce a Ignacio Aldecoa que la introduce en el grupo literario que terminaría conociéndose como Generación del 55 o de la Postguerra, por lo que su proyecto de tesis se diluye y da paso poco a poco a la literatura.
En 1954 gana el Premio Café Gijón con su novela corta El Balneario. En 1958, el Premio Nadal por Entre visillos.
Tras escribir varias obras de teatro como A palo seco 1957 o La hermana pequeña , vuelve a la narrativa con Las ataduras, 1960, Ritmo Lento, 1963 y Retahilas, 1974.
Se doctoró en 1972 presentando en la Universidad de Madrid con usos amorosos de la Postguerra española. En 1972 recopila su poesía en " A rachas", y dos años después hace lo mismo con sus relatos en Cuentos Completos.
Con el cuarto de atrás obtiene en 1978 el Premio Nacional de Literatura, convirtiéndose en la primera mujer en obtenerlo. Le siguen una larga lista de Prestigiosos galardones: El Premio Príncipe de Asturias en 1988, El Premio Nacional de las Letras en 1994, la Medalla de Oro de las Bellas Artes en 1997 y la Pluma de Plata del Circulo de la Escritura entre otros.
Además de las ya mencionadas podemos destacar otras novelas como : Fragmentos de Interior 1976, Caperucita en Manhattan 1990, Nubosidad Variable 1992, La reina de las nieves 1994, Lo raro es vivir 1997, Irse de casa, 1998, Los parentescos 2000.
Murió de cáncer en Madrid en 2000.
Argumento:  Una niña llamada Sara que vive en Brooklyn, va todas las semanas a visitar a su abuela para llevarle una tarta de fresa. Un día Sara se encuentra con una mendiga que se dedica a aliviar las desgracias ajenas y también a un opulento pastelero, Mister Woolf.
Caperucita en Manhattan es una entrañable y profunda parábola sobre la soledad de la gran ciudad.
Análisis de la novela y opinión personal: Sara Allen es una niña de diez años que vive con sus padres en el  neoyorkino barrio de Brooklyn. Todas las semanas Sara acompaña a su madre a visitar a la abuela, una antigua cantante de Musichall que reside en el peligroso barrio de Morningale, en Manhatthan, con la única compañía de su gato Claud, la abuela es una mujer muy independiente que quiere vivir a su aire y que no hace caso de las continuas sugerencias de su hija para que se instale con ellos,
Una semana en  que sus padres están de viaje, la niña decide visitar ella sola a su abuela, cosa que nunca había hecho y  con la ayuda de un mapa, su impermeable rojo ( por eso la llaman Caperucita) y la cesta con la tarta de fresa, Sara se lanza a la aventura, en el camino conoce a Mis Lunatic,( una simpática mendiga que durante el día vive en la estatua de la libertad y por las noches recorre la ciudad aliviando las muchas desgracias que suceden en las calles de Manhattan), con la que hará buenas migas y se encontrará también  a un opulento pastelero, Mr Woolf, empeñado en dar con la autentica receta de la tarta de fresa... Pero Sara descubrirá esa noche muchas otras cosas...
Con la forma de un relato largo o una novela corta, y dividida en dos partes sueños de libertad y la aventura y trece capítulos con titulo, Caperucita en Manhattan nos presenta unos personajes femeninos con los que podemos empatizar y a los que podemos comprender: Sara Allen, una niña inquieta, atrevida y decidida, que no quiere llevar una anodina y gris, sino que quiere ser libre, vivir aventuras, tener esperanzas y sueños y verlos cumplidos, Rebeca Allen anteriormente Gloria Star, antigua cantante de Musichall, aficionada al licor de pera, al tabaco de picadura, y a tocar foxes y blues,  que pese a los años, y los achaques, le gusta pasear, contar historias, bailar y vestirse de verde, porque el verde es el color de la esperanza, y sabe que mientras hay vida, cualquier cosa puede pasar, y Mis Lunatic, la peculiar mendiga de la ropa extravagante, amiga de ricos y pobres, de los policías y los delincuentes, de los niños y de los mayores,  que conoce el autentico secreto de vivir, no mirar nunca atrás, tener confianza en lo que tenemos por delante y plantarle cara al miedo.
Y es que esta historia contiene para mi muchas  " pistas" que nos pueden ayudar a vivir: "Para mi vivir es no tener prisa, contemplar las cosas, prestar oído a las cuitas ajenas, sentir curiosidad y comprensión, no decir mentiras, no contestar que si o que no hasta haber contado hasta cien, vivir es saber estar solo para aprender a estar en compañía, y vivir es explicarse y soñar, y vivir es llorar y reírse..."
La he releído varias veces y cada vez me gusta más, porque yo no la interpreto como he visto en la contraportada como una parábola de la soledad en la gran ciudad, sino como un canto a la facultad de soñar y de ser libres...
Para terminar: Las ilustraciones de Caperucita en Manhattan son de la propia Carmen Martín Gaite, aquí va una como ejemplo
Y ahora os dejo, que yo como Sara Allen también me marcho a perseguir mis sueños....

Participa






12 comentarios:

  1. Hola Mar,
    Y yo te deseo que todos tus sueños se hagan realidad!! ;)
    Conocía el título pero no sabia muy bien de que trataba... Y ahora me has picado la curiosidad!!
    Además, la autora la conozco por la traducción que hizo de Jane Eyre que ganó un premio!!
    Muy interesante la entrada... En el día de hoy ya he leído otras dos entradas con la misma iniciativa y me ha encantado leer vuestras respuestas!!
    Un saludo!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo tengo esa edición de Jane Eire y me encanta. Gracias Ana. Besinos.

      Eliminar
  2. La verdad es que no conocía el libro pero parece que me estoy perdiendo una historia interesante. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. De los poquitos de esta autora que aún me queda por leer. A ver cuándo le pongo remedio...
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  4. He leído varias reseñas positivas, pero a mí es un libro que no me acaba de llamar
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No lo conocía aunque no me llama especialmente.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola. Son muy ciertas las pistas sobre vivir y es que la mayoria lo hacemos muy deprisa, supongo que culpa del tiempo. Se nota que te gusta este libro y yo no lo conocía y no lo descarto. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Carmen Martín Gayte es una de mis eternas autoras pendientes. Apunto esta novela porque me gusta lo que nos cuentas en la reseña. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Interesante descubrimiento, por el género creo que lo disfrutaría y se nota que te gusta así que yo lo anoto por si acaso.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  9. Pues cuando lo has leído varias veces y te sigue gustando igual o más, algo muy especial tiene que tener esta historia. Apuntado queda :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  10. Al contrario de Albanta yo sí conecto con Martín Gaite (será la distinta edad, seguro) de la que he leído varias, aunque "Caperucita en Manhattan" no. Así que muchas gracias por recordarme este título.

    Un beso

    ResponderEliminar